Actualidad
Actualidad | Generales

Poder pedir

Aprender a buscar ayuda: una buena idea para sumar a nuestra lista de deseos.

Llega fin de año y es hora de revisar lo hecho y lo que quedó pendiente. Así como aparecen la frustración por lo que no se concretó y la felicidad por lo que se alcanzó, también se incrementan las expectativas de lo que sucederá en el año 2018. Si revisás tus logros y las cosas que quedaron irresueltas, podrás notar que en muchas oportunidades, el papel de los actos lingüísticos (o la falta de ellos) ha sido fundamental en los acontecimientos. En especial, me voy a referir al acto de pedir.Nadie escapa a lo largo del tiempo, a la necesidad de recibir ayuda. Pero, ¿qué pasa? Nos cuesta pedirla.
El concepto de pedir es una acción que no solo involucra al lenguaje, sino al mundo emocional. Me sigue sorprendiendo cómo nos cuesta hacer pedidos. Y por pedidos me refiero a aquellos que involucran la capacidad de solicitar ayudaAsíes, pedir ayuda se considera una capacidad que podemos desarrollar e incrementar. Te invito a reflexionar y preguntarte en qué momento de este año que se nos va, te hubiera hecho falta hacer un pedido. No solo de cosas o dinero, también podemos requerir un abrazo o apoyo cuando estamos devastados emocionalmente, o necesitamosque nos entiendan, etcétera.

“Poder pedir se considera una capacidad que podemos desarrollar”

Existe la creencia de que si pedimos, mostramos debilidad. Pues, dejame decirte que, al contrario de lo que se cree, la capacidad de pedir es una muestra de fortaleza. Si alguna vez lo has hecho, sabrás a qué me refiero. Como mencionaba antes, estos tipos de pedidos especiales involucran al mundo emocional: vergüenza, culpa y miedo son las emociones que más nos frenan. Pero, muchas veces, el problema radica en que nos quedamos esperando que sea el otro el que nos ofrezca apoyo, porque, pensamos: “si me quiere, tendría que darse cuenta”. ¡Qué grave error! No podemos depositar en los demás la expectativa de que adivinen lo que necesitamos.
La lámpara de Aladino es una fantasía, la única forma de que la ayuda aparezca, es pidiéndola. De lo contrario, deberás resignarte a que algún alma caritativa se dé cuenta de lo que necesitás. Una buena idea es comenzar el nuevo año, no solo colocando objetivos tangibles, sino abriéndote a la posibilidad de mejorar tu calidad de vida. La capacidad de pedir lo hace.

Ponelo en práctica:
- Pedí a tus hijos cooperación, haceles saber que no podés con todo.
- Pedí a tus padres apoyo con cosas que ellos saben porque tienen más experiencia, aunque te parezcan desactualizados. Tenés que explicarles bien lo que necesitás.
- Pedí a tu socio mayor participación y presencia en el negocio. Sé específicoindicando en dónde necesitás la colaboración. No esperes que adivine, porque tenderá a decir que sí, sin saber bien lo que querés.
- Pedí a tu pareja mayor comprensión y demostración de afecto. Más conversaciones sobre ustedes. Pedí lo que necesitás, pero nuevamente, siempre debés ser específico.
- Pedí a tus empleados que te entiendan cuando estás estresado.
- Pedí a tu jefe que sea más preciso con lo que espera de vos.

POR: Axel Persello
Coach Ontológico
Director de IAFI
https://www.pnliafi.com.ar/

Comentarios

Enviá tu comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Ingresar

Para ver nuestras Revistas, debe ingresar su e-mail