Belleza y Salud
Belleza y Salud | Make Up

Noche ahumada

Los smokey eyes son siempre la alternativa perfecta para un look nocturno, elegante y a la moda. ¿Querés aprender a hacerlos?

A la hora de asistir a una celebración o un evento de noche, el maquillaje es superimportante para terminar de definir un look y darle estilo. Es importante que se complemente perfectamente con el vestuario que hayamos elegido y hacerlo un poco más llamativo que el maquillaje que utilices para el día. Entre los maquillajes más populares de noche, se puede destacar el ahumado: nunca pasa de moda, es fácil de hacer y hace que todos los ojos luzcan más elegantes y sensuales. Antes de explicar de qué se trata este makeup de noche, no te olvides de que es fundamental una piel bien cuidada e hidratada, indispensable para que tu maquillaje se destaque.

Primero lo primero
Hidratar e iluminar la piel desde el principio, colocando una prebase o un sérum iluminador, va a hacer que la base que utilices quede más natural y se vea más fresca. Esto siempre y cuando no tengas una piel oleosa: sino optá por una prebase para piel grasa, que suelen lograr un efecto aterciopelado. Al aplicar la base de maquillaje, esta deberá fundirse perfectamente con tu tono de piel.

Ojos preparados
Colocá un corrector general o corrector para párpados en su justa medida, para que todo lo que apliques encima se adhiera y perdure más horas. Siempre tené en cuenta los colores del vestuario y el tono de piel que tenés, en base a eso decidí qué color queda mejor y con cuál te sentís más a gusto. Si tenés la piel muy oscura, evitá usar negro o colores que se empasten con tu tono de piel. En cambio, podés optar por colores que contrasten y se destaquen más, como los púrpuras, violetas o magentas.O bien, si tenés una piel más clara, podés elegir marrones, rosados o terracotas.

Todo a la mirada
Comenzá colocando una sombra en la totalidad del párpado móvil con un pincel redondeado abierto, con movimientos circulares sin levantar demasiado la mano para evitar manchar el resto del rostro. Con otra sombra más oscura de la misma tonalidad, dale más intensidad en la parte externa, casi llegando a la línea de profundidad. Así se logra un ahumado, y podés hacerlo en tonos rojizos o terracotas, que están de moda y quedan bien en casi todas las pieles. Deslizá otro pincel más pequeño (chato o redondo, va a depender de la forma de cada ojo) por las pestañas de abajo, para generar un ahumado externo en la parte inferior del ojo. Se puede destacar la mirada utilizando un delineador marrón u otro color oscuro que no sea negro en la línea de agua, de esta manera el ojo se verá mucho más sexy. Por último, colocá mucha máscara de pestañas bien desde la raíz, así lograrás que el ojo parezca más grande.

El toque final
Un poco de blush o rubor de un color neutro que no modifique ni sume colores al rostro. Recordá colocar el rubor sin pasarte al pómulo alto, donde siempre es mejor que esté iluminado. Por último, un toque de labial aplicado con los dedos, simulando una boca teñida es lo ideal.


No te olvides de aplicar un corrector para párpados en su justa medida, para que todo lo que coloques encima se adhiera y perdure más horas

POR: Lía Vena

Comentarios

Enviá tu comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Ingresar

Para ver nuestras Revistas, debe ingresar su e-mail