Entrevista
Entrevista | Nota de tapa

Consciencia infinita

Hace 8 años comenzamos un viaje: ser más conscientes de nuestro bienestar y el de nuestro mundo. ¿Te sumás al festejo?

Como cada año, aprovechamos nuestro aniversario para celebrar con ustedes y junto a grandes expertos que tienen mucho para contarnos. Nuestra última vuelta al sol viene con un dígito mágico que, además de simbolizar la toma de consciencia, construye un puente entre el cielo y la tierra para darle un carácter infinito a nuestro aniversario. Con un número tan especial en nuestras manos, la elección de nuestros exponentes y temáticas a trabajar era todo un desafío. Después de muchas reuniones e ideas que fueron y vinieron, ellos aparecieron en acción y serán quienes terminarán de aportar el toque mágico a cada uno de nuestros festejos. ¡No te los pierdas!

Eleonora Dubini
Más conocida como “Duba”, Eleonora es aromaterapista, con certificación en Nueva York, y miembro de NAHA. Duba inspira a una gran comunidad de mujeres a vivir la propia belleza y la del hogar de una forma más natural. Desde cómo preparar un elixir para ojeras oscuras hasta cómo limpiar y dejar brillantes los pisos sin usar ningún producto comprado, ella tiene las fórmulas secretas que encontrarás en la alacena o el jardín de tu casa.

¿En qué momento tomaste consciencia en tu vida y te volcaste a lo natural?
Siempre sentí una conexión con la naturaleza, siempre me sentí parte. Hace casi 20 años, cuando terminé la universidad y me fui a estudiar a California, empecé a usar productos para el cuerpo sin químicos agresivos. Fue un camino de ida. De a poco fui incorporando más cambios, haciéndome cada vez más preguntas y aprendiendo cada vez más. Me fui despertando. Me sigo despertando, porque la naturaleza y la vida misma no paran de enseñarme.

¿Cuáles son las claves para utilizar productos más amigables con nuestro cuerpo y hogar?
Creo que la clave es empezar a reemplazarlos de a poco, porque algunos —sobre todo los que usamos en el cuerpo— demandan un tiempo de adaptación, como el shampoo. Y si algún cambio no te resulta, no te frustres: es preferible retomar el que usabas hasta encontrar uno que te convenza, a desmotivarte y abandonar todo. Lo bueno es que, una vez que te acostumbrás, no querés volver atrás. La diferencia en el cuerpo es notable y, además, sentís que estás haciendo las cosas bien.

¿Elaborás vos misma todos los productos naturales que usás en tu vida diaria?
Sí, pero también compro. Me gusta mucho apoyar a los emprendedores o marcas que comparten mis valores. Mis indispensables para el cuidado del cuerpo son el jabón de Castilla para la limpieza, los aceites vegetales y el aloe vera para nutrir, proteger y reparar, ¡y los aceites esenciales para todo! Para la casa no me pueden faltar el vinagre blanco y el bicarbonato de sodio (pero nunca hay que usarlos juntos).

Leonor Inés Pissanchi
Con una sonrisa cautivante, una increíble rapidez y un sentido del humor muy especial, Leonor es capaz de desdramatizar cualquier situación personal difícil. Numeróloga pitagórica, terapeuta transpersonal, especialista en bioneuromeción, con estudios en el Instituto Español de Bioneuromeción, Leonor es una gran influencia en muchas personas y propone cortar con los patrones generacionales para ganar en calidad de vida y felicidad.

¿Por qué la información heredada de la familia es el origen y la solución de nuestros problemas?
¿Sabías que donde crece la serpiente es donde se encuentra la planta antiofídica? En el mismo sitio. Del mismo modo, la solución está en el mismo campo de referencia donde ocurrió el conflicto. Cada uno de nosotros es "un paquete de datos” que contiene la historia de lo sucedido en la familia. Aparentemente, y según la epigenética conductual, esa información se transmite hasta cuatro generaciones. Quiere decir que no sólo heredás cómo te ves, sino también las situaciones que te tocará transitar, la vocación, las parejas… Pues todo lo que vivieron tus abuelos se encuentra latiendo al unísono con tu corazón para serte revelado en formato de relaciones humanas. ¿Qué tal? Este es un concepto cuántico que dice que todo, absolutamente todo el pasado está siendo vivido por nosotros. Por eso, el pasado se cambia desde el futuro. Yo soy el futuro de mi árbol familiar y tengo la respuesta para él.

¿Cuáles son las claves para estar atentos a nuestros patrones y poder cambiarlos?
La clave siempre es la emoción. La que se siente en el cuerpo, en las vísceras y no la que pasa en mi cabeza. El cuerpo se manifiesta con una "precisión láser” frente a los diferentes eventos, nuestro ser se expresa en el sentir profundo. Si estoy atenta a esto, puedo entender el llamado de atención de mi sentir, permitirme vivirlo es la clave. No debemos querer salir de ello, callando lo que siento, explicándolo, atontándolo, viendo la TV, yéndome de viaje… sino quedándome quietita y para ver de qué se trata esto que siento.

Si tuvieras que darles un consejo a nuestras lectoras, ¿cuál les darías?
No soy adepta a los consejos… Pero en las consultas aprendí lo que intento aplicar en mí. La vida se vive en tramos cortos, en este rato, en este instante, en esta emoción que siento. Al menos yo no quiero que me digan cómo fue mi vida al momento de mi muerte. Quiero saber que fui consciente de mi sentir a cada paso.


El 8, por Leonor Inés Pissanchi
Amo el mensaje que se encuentra en los números. Son arquetipos precisos que nos definen para trascenderlos. En las primeras civilizaciones, fueron primero las cantidades y luego los símbolos de las letras. El número 8 se basa en un cubo sobre otro (pues esta interpretación también aplica en geometría sagrada). Significa que ya se han incorporado las cualidades del 4 (cubo inferior), que posee la fuerza de la materialización, la forma, la raíz, la tierra, el origen, la solidez de la casa, el cuerpo y, pudiendo sostener el cubo superior, el 8 toma una nueva perspectiva y multiplica toda su base, tomando la inspiración del universo y transmitiéndola a la raíces. Se dice en numerología que el 8 potencia lo que hace años se está gestando, multiplicando, expandiendo, fortaleciendo desde una perspectiva material y espiritual. Cuando se llega a la frecuencia 8 no hay marcha atrás, todo se trasforma en un nuevo orden, para hacerse más visible.

Cecilia Ponce
Es Licenciada en la UBA y especialista en Nutrigenética y sensibilidad alimentaria. Por su consultorio pasan importantes figuras provenientes del prime time de la televisión y hasta de la Casa Blanca. Ya estuvo presente en nuestro aniversario número 7, contándonos sobre nutrición antiage y sensibilidad alimentaria y, como nos quedamos con ganas de más, esta vez nos brindará todo su conocimiento sobre la conexión intestino-cerebro.

¿Cómo es la relación intestino-cerebro y de qué modo nos afecta?
Hay mucha evidencia científica acerca de la relación entre las bacterias intestinales y el sistema nervioso central y cómo éstas pueden afectar o mejorar nuestra salud. Debemos prestar atención a cuáles son los alimentos o factores alimentarios que afectan la microbiota intestinal, compuesta por billones de microorganismos que conviven en armonía con nuestro cuerpo. Y lo más interesante es cómo sus metabolitos son capaces de interactuar con nuestros genes, nuestras hormonas, neurotransmisores, etcétera. Por ejemplo, el 90 % de la serotonina (un neurotransmisor relacionado con el placer, la relajación, el buen manejo del estrés…) ¡se fabrica en nuestro intestino! El desequilibrio de la microbiota intestinal nos predispone a la obesidad, puede generar trastornos digestivos, alergias, cardiopatías y enfermedades neurodegenerativas. Además, produce mayor predisposición a la inflamación y al dolor. Y hasta se relaciona con la ansiedad y la depresión.

¿Cuál es la nutrición óptima para una macrobiota saludable?
Incentivo a mis pacientes para que adopten una nutrición adecuada que cuide esa microbiota y la mucosa intestinal. Ello incluye incorporar alimentos prebióticos, los suplementos de probióticos, disminuir al mínimo los azúcares, consumir muchas fibras, asegurar una buena cantidad y calidad de grasas, etcétera.

¿Qué relación hay entre lo que comemos y cómo nos sentimos? ¿De qué manera podemos equilibrarnos?
Adoptando buenos hábitos, una alimentación consciente, controlando el estrés, conectándonos con nosotros mismos y aprendiendo a escuchar nuestras verdaderas necesidades.

Tomás Maresca
Es Médico especialista en Psiquiatría, licenciado en la UBA, y actualmente se desempeña como encargado del sector de Psiquiatría del Instituto Nacional de Medicina Aeronáutica y Espacial. Con un currículum bestial, junto a Cecilia Ponce nos estará revelando las claves de la conexión entre nuestro intestino y el cerebro.

¿Creés que la sociedad está alcanzando una toma de consciencia sobre qué es la salud mental?
Definitivamente sí. Antes de los años ‘90, la salud mental era pensada socialmente en términos de locura: quienes consultaban a un psiquiatra eran los que padecían enfermedades graves y el estigma sobre las alteraciones de la salud mental era realmente muy importante. No se consideraba que la salud mental abarca todo un espectro de enfermedades, desde aquellas graves hasta las que cualquiera de nosotros puede padecer en algún momento de su vida. Por suerte, hace unos años comenzamos a entender que no solo los tratamientos, sino la prevención y el cuidado de nuestra salud mental y nuestro cerebro eran tan importantes como cuidar nuestro corazón, nuestro sistema digestivo o nuestro colesterol.

¿Cuál es la relación entre el intestino y el cerebro y cómo nos afecta?
Si bien es un concepto algo antiguo, hace relativamente pocos años que comenzamos a investigar seriamente y pudimos ver toda su complejidad e importancia. Siempre supimos, al menos en forma empírica, que si comíamos más sano nos sentíamos mejor, física y psíquicamente. También decíamos que el intestino es nuestro “segundo cerebro”. En los últimos años empezamos a entender que el intestino y el cerebro tienen múltiples conexiones (nerviosa, neuroquímica, inmunológica, entre otras) y que nuestro intestino puede alterar nuestro cerebro, como así también nuestro cerebro puede alterar nuestro intestino. A esta relación la llamamos “Eje intestino-cerebro”. También comprendimos que en el funcionamiento de este eje se suman nuestros microorganismos intestinales, a los que llamamos microbiota intestinal: son parte fundamental de estas conexiones y un factor clave para nuestro desarrollo y salud cerebral.

¿Podemos mejorar nuestra forma de pensar y de sentir a través de la alimentación?
Como mencioné antes, el eje intestino-cerebro es sumamente complejo y uno de sus eslabones es la alimentación, pero no el único. Claramente, si logramos con nuestra alimentación mejorar nuestra microbiota, fortalecerla o incluso evitar alimentos que permeabilizan la barrera intestinal, lograremos como consecuencia una mejora en nuestra salud intestinal, pero probablemente también en nuestra salud mental. Observamos que ante la disrupción de las conexiones entre intestino y cerebro, por ejemplo por alteraciones en nuestra dieta o por estrés, nuestro sistema nervioso expresará problemas o se enfermará e, inversamente, si cuidamos nuestra salud intestinal, lograremos una repercusión mental con probables mejoras neurobiológicas.

Dai González
Ingresó a MAC en el año 2013 como Makeup Artist y, con su identidad única y toda la onda, ascendió puestos hasta convertirse, dos años más tarde, en Senior Event Artist. Desde ese puesto, participa y da apoyo en los eventos de prensa de MAC y hoy se convirtió en una influencer del mundo del makeup.

¿Cuál es el tip universal para que podamos potenciar nuestra belleza?
Me encanta mi profesión justamente porque siempre que maquillo opto por resaltar la belleza de la persona. Con pocos pasos y pocos productos de maquillaje podemos potenciar nuestra belleza y sentirnos radiantes para afrontar el día.Una piel bien iluminada se logra con una buena crema hidratante. Yo, por ejemplo, para este efecto uso la Strobe Cream y una base Studio Waterweight de MAC, acompañada siempre de una dosis de máscara de pestañas, que rejuvenece.

¿Creés que el makeup elegido cada día tiene que ver con nuestros estados internos? ¿Cómo te maquillás vos según tus emociones?
¡Sí! Realmente es así para mí. Nos maquillamos según cómo nos sentimos. Unos labios rojos no expresan lo mismo que unos labios en tonos nude. En mi caso particular, amo maquillarme siempre los labios en tonos divertidos, como violetas (el tono Recolection, labial líquido mate de MAC me fascina), naranjas (por ejemplo, Lady Danger de MAC), verdes, celestes y el rojo, que nunca puede faltarme (tengo amor total por el tono Ruby Woo de MAC). ¡Estos colores me ponen de muy buen humor!

¿Cuál es el secreto para lograr un makeup natural para todos los días?
Es importante utilizar productos básicos de buena calidad y brochas específicas para lograr el efecto deseado. Con simples pasos podemos conseguir un look atemporal. La hidratación y el primer son las claves para que el makeup haga la diferencia. Debemos aplicar siempre una crema hidratante que le brinde la humectación necesaria al rostro. El primer es un producto que va a lograr que el makeup que hagamos dure más tiempo y la piel se vea radiante y prolija durante todo el día. ¡Es el secreto de los maquilladores!

Comentarios

Enviá tu comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Ingresar

Para ver nuestras Revistas, debe ingresar su e-mail