Entrevista
Entrevista | Nota de tapa

Vibrá alto

Hace 9 años nuestro objetivo es el mismo: ayudar a crear consciencia para vivir mejor. Cada año nos enfocamos en distintas temáticas y traemos exponentes de lujo a la ciudad para inspirarnos. Esta vuelta, preparate para vibrar bien arriba durante tres días.

“Vos estás bien, el mundo lo está con vos” es nuestro slogan elegido para esta maravillosa vuelta al sol. Y claro que esto no es casual, porque el número 9 es el dígito del amor universal y creemos firmemente que si uno se siente bien, entonces contagia al universo entero. Como es sabido, cada uno de nuestros números impresos, contenidos digitales y experiencias en vivo indagan temáticas relacionadas al bienestar. Y, este año, nuestra invitación es contundente: vibrá alto. ¿Por qué vibrar alto? Porque vibrar alto es saber que no estamos solos. Que todo está conectado. Que somos energía y que con nuestra energía podemos hacer muchas cosas y, si nos potenciamos con la de otro, muchas más. Así, tenemos preparados para vos tres días vibrando alto junto a profesionales y exponentes de temas relativos al bienestar, la salud, la belleza, la consciencia… como siempre, en diferentes formatos. ¿Estás lista para subirte a nuestra frecuencia?

AGUSTINA D'ANDRAIA
Minibio
Agus es periodista y hace unos años que se convirtió en una de las influencers fitness más seguidas de Argentina. Ella es espontánea y honesta y lleva la bandera de que si ella pudo cambiar su cuerpo y su estilo de vida, con ganas, disciplina y paciencia, cualquiera puede hacerlo. Con dos libros publicados y una comunidad que la sigue a todas partes, este último tiempo Agus se propuso ir más allá de su cuerpo para reconectarse con su interior y seguir inspirando a sus más de 230 mil seguidores. Con la meta puesta en el tan deseado equilibrio entre cuerpo, mente y espíritu, es una de nuestras grandes musas en nuestro nuevo aniversario.
Seguila en @Agusdandri

 “Para subir la vibración hay que tratar de volver a la base”, Agus D'Andraia

¿Cuándo hiciste el clic y decidiste cambiar los hábitos?
Si vos me hubieras dicho, hace cinco años atrás, que un día me iban a conocer como la “chica fit”, yo me hubiera reído. Para mí, lo que me pasó fue el claro ejemplo de que uno no tiene idea lo que el destino te tiene preparado: todo puede cambiar y no hay ningún hábito que no se pueda modificar o crear de nuevo. Yo era súpersedentaria, comía muy mal y no tenía conocimientos. Vos me decías que algo que tenía mil calorías o cien y para mí era lo mismo. Era la antifitness pero porque ignoraba todo sobre el tema. Cuando uno conoce algo, no hay vuelta atrás. Mi clic fue por algo estético. Un día, mientras ya trabajaba en una revista muy conocida y tenía que ir a determinados lugares donde una quiere ir bien vestida y tener buena presencia, me empezó a incomodar mi imagen, no me entraba la ropa. Así fue como les comuniqué a todos mis seres cercanos que iba a comenzar una dieta y que iba a ir al gimnasio. Dicho y hecho. Al día siguiente, me anoté en el gym más barato que encontré, me saqué un turno con una nutricionista de la cartilla médica y arranqué todo.

Para vos, ¿sirve más el “persevera y triunfarás” que las dietas o tratamientos mágicos?
Yo hice todo lo que te puedas imaginar y más. Me compré en su momento un Groupon de electrodos, ultracavitación, ¡todo! Cuando se te pone la meta en la cabeza, no parás. Pero, la realidad es que si existiera algo, las dueñas de los centros de estética no irían al gimnasio. Al fin y al cabo, no hay magia, ni persona externa que pueda hacer algo que vos no hagas. Si vos no te levantás y vas al gimnasio y no comés lo que corresponde, nadie lo puede hacer por vos. No hay excusas, las excusas engordan. El cuerpo habla por sí solo y expresa todo. Somos lo que vivimos, lo que sentimos, pensamos, hacemos y lo que callamos. Yo tengo un cuerpo con el que me siento cómoda y estoy contenta.

¿Hoy con qué te encontrás cuando te ves en el espejo?
En estos cinco años de cambio de hábitos pasé por todo. He estado con el cuerpo que soñé: magra y con los abdominales marcados, pero no era tan feliz como ahora. Uno tiene que humanizarse mucho para ser feliz. No se trata de tener el cuerpo, el pelo, la casa… Tenés que empoderarte de tus sentimientos: de quién sos, de poder disfrutar de una comida que no es saludable, pero el momento lo vale, de permitirte descansar…Una cosa es el mundo de las excusas y otro el de la consciencia plena. De la vulnerabilidad, de trabajar las emociones. Hoy en día, mi cuerpo es el envase en el que mi alma encarnó. Vine a este mundo a tener una experiencia material y humana. Me encanta cuidarme el cuerpo, me da placer verme bien. Me gusta el cuerpo que tengo, pero hoy en día lo que más me importa es lo que hay adentro del cuerpo. Agradezco mucho que el puntapié del cambio sea el “post superficial”, porque fue lo que me despertó. Gracias a ese cambio estético, descubrí que el gran cambio es por dentro. Para mí, no te podés ver con el cuerpo que querés si no atacás los otros dos aspectos de la vida humana: la mente y el alma.

¿Qué es para vos vibrar alto?
Es estar lo más cercano al verdadero ser.

¿Cómo hacés para elevar tu energía o mantenerte vibrando alto?
Nuestro estado natural es ser feliz. Para subir la vibración hay que tratar de volver a la base: respirando, meditando, haciendo ejercicio y hablando.

FLOR FABIANO
Minibio
Flor es bien conocida por todos por su faceta de modelo y su belleza naturalmente cautivadora. Pero el modelaje no llenó a Flor por completo y fue por más: realizó un camino espiritual que la reconectó con su verdadera esencia. Hoy utiliza su llegada para inspirar a mujeres, empoderarlas y ayudarlas a conectar con su ser más profundo y con la belleza consciente: aquella que empieza desde el alma. Porque ella es toda sonrisas y posee un gran nivel de consciencia, la elegimos para que festeje junto a nosotros nuestros nueve años inspirando a una vida más consciente.
Seguila en @Florfabiano

“Vibrar alto es una decisión personal, porque hay que entrenar la mente y hay que conocernos para vibrar alto”, Flor Fabiano

¿Cómo te iniciaste en tu camino de consciencia?
No sé si a todo el mundo le pasa igual, pero yo creo que en los momentos en que uno está mal o que pasa por alguna circunstancia difícil, empieza a recapacitar y a conectar con el interior. Yo creo que la consciencia es el interior. A mí me llegó después de un momento de mucha exposición, de vivir afuera, de mi carrera de modelo en la que me iba muy bien, pero que había un vacío muy profundo adentro mío y, bueno, decidí empezar a quererme desde adentro. Y ahí empecé mi camino de consciencia. Fue hace muchos años, pero cada vez te vas encontrando con nuevas cuestiones y creciendo más. Yo creo que los momentos oscuros o tristes o situaciones que nos sacan de la zona de confort son grandes potenciales para llegar a nuestra versión más completa. Así que, lejos de tenerles miedo, hay que saber que son grandes oportunidades para conectar.

¿De qué se trata la belleza consciente?
La belleza consciente para mí es cuidado. Yo siempre digo que muchas veces me dicen “estoy más gorda o estoy más flaca”, pero yo no sé mirar a las personas desde esos lugares. Sí puedo ver que una persona se cuida o se ama interiormente, eso sí se trasluce, esa es para mí la belleza consciente.

¿Cómo te parece que están relacionadas la belleza y la energía?
Una vez leí en un libro, Las voces del desierto, en el que una señora iba a realizar una experiencia con los aborígenes del desierto australiano y ellos le contaban que festejaban y cumplían años en los momentos que lograban cosas personales, evolucionaban en algo o habían podido cambiar algún patrón. Entonces, el paso del tiempo tenía como otro significado, creo que ahí se unen la belleza con la energía. Cuando la belleza tiene otro significado para nosotros y ponemos toda nuestra energía para embellecernos, pero embellecernos de alma, de mente y que eso se irradie en nuestro cuerpo.

¿Qué es para vos vibrar alto?
Yo creo que vibrar alto es una decisión personal y hay un montón de ejercicios y cosas que nos ayudan a vibrar más alto. Conocernos nos hace vibrar más alto porque, por ejemplo, yo estudio metafísica y conocernos a través de los números es increíble, conocer nuestra misión, nuestras habilidades o en qué somos buenos, nos ayuda a levantar nuestra vibración. Vibrar alto es una decisión personal, porque hay que entrenar la mente y hay que conocernos para vibrar alto. Sí reconozco que el pensamiento positivo y sonreír un montón levanta esa vibración y que acallar esos pensamientos negativos, no desde la imposición sino desde el reconocimiento de que son cosas pasadas y que es importante a esos pensamientos negativos ponerles un pensamiento positivo atrás. Comprendiéndonos y teniéndonos paciencia y amor propio.

¿Cómo hacés para elevar tu energía o mantenerte vibrando alto?
Ahora empecé a incursionar bastante con la alimentación, siento que la alimentación está directamente relacionada con la vibración. También siento que la metafísica le puso orden a cosas que yo venía haciendo naturalmente. Por ejemplo, desde los 17 años me decía “hoy es un día de suerte” y así las cosas sucedían. Lo que me pasaba es que cuando transitaba algo negativo no tenía mucho con qué sostenerme. Me dio herramientas como la de los sonidos binaurales, la risa… mis hijos me han traído la habilidad de hacer la terapia de la risa con ellos. Hay varias técnicas pero, sobre todo, querer levantarse cada día y saber que es una oportunidad y estar tremendamente agradecidos por esa oportunidad. Porque, a partir de ese querer y ese agradecimiento, aparecen un montón de bendiciones y uno puede ver que están ahí. Y, al verlas, el universo te da más de eso.

VIK ARRIETA
Minibio
Vik es color, buena vibra y pura creatividad. Es artista, comunicadora y cofundadora de Monoblock, editorial que creó hace 10 años junto a su marido y actual socio. En la empresa, Vik es la responsable de la dirección creativa y editorial. Su impulso autodidacta también la llevó a incursionar por la escritura y la ilustración. Además, lleva adelante Happimess, su línea de productos ilustrados. Vik es pura buena vibra y autoamor y por eso es una de nuestras elegidas para celebrar nuestro aniversario.
Seguila en @Vikarrieta

“Creo que vibrar alto tiene que ver con poner a disposición tu instrumento. Cuanto más disponible estés, más podés recibir y amplificar”, Vik Arrieta

¿Cómo fue tomar el riesgo de vivir la vida que siempre soñaste? ¿Qué consejo podés darles a quienes quieran emprender hoy?
Yo creo que cualquiera que elija vivir su vida con libertad e intención, permanentemente asume riesgos. Cualquier acto creativo implica arriesgar: tratar de embellecer el mundo, de cambiar lo que tu ética no puede aceptar, no consumir lo que todos consumen, ser vegano, abrazar la diversidad, respetar tus deseos… son todos actos de rebeldía. Y eso implica arriesgarse a que no te entiendan, que no te quieran, a romper contratos con tus antepasados, quedarse afuera. Pero el premio es la libertad para crear. Así que en mi caso siempre lo viví con agradecimiento. Obvio, con miedo, con dudas, con preguntas. Pero honrando mi libertad con presencia, cada vez que lo logré. ¡Porque es algo que no siempre se logra! Y ese podría ser el consejo: hacelo como te salga, pero siempre honrando tu libertad para crear.

¿Cómo es esto de emprender desde el autoamor?
Es más fácil tener claridad sobre lo que querés lograr si podés reconocer ante vos misma tus deseos más libres y te das el lugar de creadora de tu realidad. Para otorgarte el sillón de directora, hay que tener coraje y amor propio. Porque no solo se trata de hacer “lo que querés”, se trata de bancarte el proceso. Cosas fallarán. Tu piel se va a exponer. Hay un discurso muy fuerte del emprender desde un lugar del ego: personas que tienen momentos “eureka" cuasi sobrenaturales y luego con una fuerza de tornado ponen al mundo a trabajar a su favor. Hay mucha arrogancia en eso: rara vez las ideas y los logros son fruto de una sola persona, detrás siempre hay un equipo. Aunque sea tu familia que te cocina, te busca a los pibes del cole, te ayuda con el dinero para arrancar. El amor está muy presente en cualquier movimiento que busque despertar algo nuevo en el mundo, de una u otra forma. Si eso se reconoce y se honra, hay menos contradicciones. Si entendés que desde tu fuente de amor propio podés derramar amor a tu alrededor e inspirar a las personas a formar parte de tu revolución, ¿qué tanto más poderoso es ser eso, que ser tornado?

¿Cómo juega la creatividad en tu vida diaria? ¿Dónde encontrás la inspiración?
Yo siento que el universo me baila alrededor para llamar mi atención, todo el día. Hay como una poesía que va uniendo las cosas, que luego puedo retomar y plasmar en una ilustración o en un texto, y volverlo a arrojar a la pista, para que se siga moviendo. Cuando estoy en modo de producción, todo me inspira todo el tiempo, pero amo lo que sucede cuando estoy en ciertos lugares donde me relajo y todo viene a mí sin esfuerzo: un bosque, un museo, una galería, una librería… esas sí que son un peligro.

¿Qué es para vos vibrar alto?
Creo que vibrar alto tiene que ver con poner a disposición tu instrumento. Cuanto más disponible estés, más podés recibir y amplificar. Es algo que se siente: o vas por el mundo chocando contra todo o vas bailando armónicamente con lo que venga. A mí me ayuda pensarlo a través de mi chakras.

¿Cómo hacés para elevar tu energía o mantenerte vibrando alto?
Por un lado, con la circulación de la energía, generando movimiento. ¡Todo lo que se estanca se pudre! No retener, fluir. Por el otro, con un detox permanente. Me ayuda mucho caminar, hacer ejercicio regular, tener espacios para escucharme (con un hijo de tres años y una oficina llena de millenials no es fácil conseguir silencio). En los últimos años, también siento mucho cómo mi cuerpo responde a mi alimentación, tengo que mantener una rutina prolija porque si no me intoxico mucho más rápido que antes. También tengo un consumo muy restringido de medios y opiniones, busco regular cuánta gente forma parte de mis días.

AGUSTINA ECHEGOYEN
Minibio
Agus se conectó con su esencia y se alineó con el espíritu del yoga y, desde ese momento y de manera muy rápida, el universo le devolvió todo. Es profe de yoga y coach y, a través de sus redes y experiencias personales, Agus inspira a las mujeres a elegir una vida más consciente. A punto de publicar su primer libro y a cargo de unos retiros femeninos de lo más inspiradores, hoy es una de nuestras elegidas para aportarle más consciencia a nuestros festejos.

 “Vibrar alto es una sensación que recorre todo mi cuerpo, vibrando alto y bajo, sin una no estaría la otra. Si sabés cómo es vibrar bajo, podés ver cómo es vibrar alto”, Agus Echegoyen

¿Qué fue lo que te llevó a acercarte al Yoga y qué te devolvió aprender sobre esta práctica?
Practico yoga desde muy chica, pero no me significaba mucho, solo lo hacía para bajar un poco las revoluciones. Me acerqué al yoga porque necesitaba un cambio en mi vida, tuve un duelo muy grande y necesitaba conectarme conmigo, encontrar algo que me deslumbre y acercarme a la espiritualidad. Y lo encontré, hoy el yoga es mi estilo de vida. Al mantener mis meditaciones todos los días, logro aplicar este cable a tierra y hacia mí, pero no siempre se logra de la misma manera y, justamente, es esto lo que me dio el yoga: este estado de sintonía y espontaneidad con mi cuerpo, con lo que dejo entrar y lo que no. Aparte de esto, el hecho de poder dar, de poder ayudar a personas a sentirse mejor, a encontrarse, eso es muy valioso y algo de lo que estoy eternamente agradecida.

¿Qué es ser una mujer consciente?
Una mujer consciente, a ver, por dónde empiezo... para mí ser una mujer consciente es ser una persona que está conectada con lo que quiere expresar, con lo que quiere mostrarle a los demás y al mundo sobre ella misma. A través de sus palabras, de sus actos, de su apariencia. Una mujer consciente toma el mando de su vida, cuida su cuerpo, su mente, cuida el planeta. Ella es real, espontánea, sus palabras son sinceras y crea relaciones sanas. Una mujer consciente conecta con lo profundo, también con el momento presente. Ella es libre, se abre a lo inesperado, ayuda al otro...
Mujeres conscientes surge como una idea para celebrarnos, explorarnos y sacar lo mejor de nosotras. En este concepto aparecen métodos y formulas para sentirnos mejor en nuestros cuerpos, en nuestras relaciones cercanas y en el mundo.

¿Qué cambios deberíamos generar las mujeres para volvernos más conscientes?
- Primero y principal, respirar, tomarnos unos segundos un par de veces al día para bajar y ubicarnos en tiempo y espacio.
- Conectarnos con nuestro cuerpo, hacer un chequeo sintiendo cada parte, evaluando qué sentimos dejando los pensamientos a un lado por un rato, pisando fuerte y enraizando.
- Cuidar nuestro consumo en el día a día, poder separar la basura, revisando si todo lo que consumimos realmente lo necesitamos o no.
- Intentar salir de pensamientos tóxicos, enredados y sinfín, estos nos comen la cabeza y no generamos espacio para otras oportunidades.
Esos son mis preferidos, después hay otros como alimentarte bien, revisar tus relaciones, qué tanta energía dejás entrar y otro que me gusta mucho es buscar momentos para una, saber que nos los merecemos, que somos dignas de tenerlos y no somos egoístas con nadie.

¿Qué es para vos vibrar alto?
Es una sensación que recorre todo mi cuerpo, vibrando alto y bajo, sin una no estaría la otra. Si sabés cómo es vibrar bajo, podés ver cómo es vibrar alto. Vibrar alto es algo que se contagia, a mí me pasa que cuando alguien vibra alto me encanta compartir tiempo con esa persona, considero que es cuando llevás una emoción al cuerpo, pero para esto tenés que realmente sentirla. Por ejemplo, hay una que yo tengo muy clara, cuando estoy surfeando y corro una ola, el momento que viene después es de vibración máxima… cada uno tiene sus formas, claro. Está relacionada con emociones y sensaciones, el tema es cómo salir cuando vibrás bajo y no te bancás ni a vos, ¿no?

¿Cómo hacés para elevar tu energía o mantenerte vibrando alto?
Yo sé que cuando me alimento de manera sana, cuando me relaciono con esas personas que sacan lo mejor de mí, cuando lleno mi casa de palo santo, sahumerios o salvia, respiro de manera pausada y trato de sacar lo mejor de una situación puedo elevar mi energía. Pero la realidad es que hay días que, por más de que lo intentemos de mil maneras, nos cuesta por cuestiones externas y está bien. Hay algo que aprendí a hacer y cada vez que lo hago me siento bien y es mostrarme tal como estoy, si un día llego a un retiro y no estoy a mi 100 %, me muestro de manera transparente, porque somos humanos y todos pasamos por buenos y malos momentos y es parte de nuestro aprendizaje.

PIQUI MÉNDEZ
Minibio
Piqui es Health Coach en Nutrición Holística, certificada por Institute for Integrative Nutrition de Nueva York, y tiene un enfoque integral que abarca la alimentación y el resto de las áreas que influyen en el estilo de vida. A través de sus conocimientos, Piqui ayuda a las personas a incorporar hábitos para lograr resultados a largo plazo. El mundo de Piqui es todo hermoso y buena vibra y, sumado a sus conocimientos, hoy es una de nuestras elegidas para inspirar a nuestras lectoras a llevar una vida mucho más consciente.
Seguila en @Piquimendez

 “Vibrar alto es ese estado de felicidad y abundancia en el que sos consciente de tu poder personal y te volvés cocreador/a de tu propia vida”, Piqui Méndez

¿Cuáles son los principales hábitos que debería adoptar una persona para llevar una vida healthy?
Yo creo que los hábitos que todas las personas deberíamos adoptar son aquellos que nos lleven a sentirnos bien tanto física como emocionalmente. Tiene que ver con lograr un balance en todas las áreas de la vida. En líneas muy generales, llevar una alimentación con comida real, con pocos o sin alimentos ultraprocesados, con la menor cantidad posible de aditivos y conservantes químicos, tomar agua… Pero también mover el cuerpo, lograr un buen descanso, tener relaciones sanas y que te potencien, motiven (con las demás personas y con uno mismo), lograr un equilibrio entre el trabajo y el ocio, etc. El punto de partida es la situación actual de cada uno y lo que se necesita para empezar es voluntad.

¿De qué se trata la nutrición holística?
La nutrición holística se basa en dos ejes fundamentales: llamémoslos alimentación primaria y alimentación secundaria. Esta última es la comida propiamente dicha. Holístico quiere decir integral, entonces ahí entra en juego la alimentación primaria: las relaciones, el trabajo, la espiritualidad, el ejercicio físico, el estrés, el descanso, etcétera. Todas aquellas áreas que nos van a nutrir (o desnutrir) más allá de la alimentación. En resumen, tiene que ver con tomar a la persona como un todo.

¿Cómo es tu programa de Health Coaching?
Mi programa de Health Coaching personalizado consiste en guiar y dar herramientas para que las personas puedan incorporar hábitos saludables y de esta manera cumplir con sus objetivos. Es un plan 100 % personalizado, a mediano/largo plazo, en el que trabajamos en conjunto para mejorar su estilo de vida, de a pequeños pasos, pero que dure en el tiempo. La consciencia es uno de los elementos clave en el programa. Ayudo a las personas a potenciarse y conocerse para que se sientan mejor en todos los aspectos de su vida. La magia reside en estar en contacto con uno.

¿Qué es para vos vibrar alto?
Vibrar alto es ese estado de felicidad y abundancia en el que sos consciente de tu poder personal y te volvés co-creador/a de tu propia vida. Parece que vivís en una realidad “mágica”, pero no es más que el estado natural del ser humano despojado de condicionamientos limitantes y hábitos nocivos. Todo lo que sucede está alineado con lo que sentís e intencionás. Es sonreírle a la vida.

¿Cómo hacés para elevar tu energía o mantenerte vibrando alto?
Uy, ¡muchas cosas! Te tiro algunos y si querés en mi charla los desarrollamos más: la alimentación primaria y secundaria de la que hablé recién, ¡es clave! No quiero ser repetitiva, pero rodearse de gente que vibre alto, comer alimentos vivos, descansar y llenarte de endorfinas moviendo el cuerpo ¡es todo! Aunque sea una frase hecha, el vivir en el momento presente es también fundamental. Porque algo que fuga mucha energía y genera estrés es el vaivén de la mente entre el pasado y el futuro.

ILEANA AGÜERO
Minibio
Ile es puro movimiento y, sin dudas, una muestra viviente de que la energía crea más energía. Su mayor pasión es empoderar a las mujeres a través del ejercicio, ayudando a sentirse mejor con sus cuerpos y consigo mismas. Especializada en varias áreas del entrenamiento, creó su propio método llamado FitFem y es una convencida de que el ejercicio es un catalizador para el cambio positivo. Porque con su energía es imposible no contagiarse y vibrar más alto, es una de nuestras elegidas de este año.
Seguila en @Ile.fit.fem

 “Si estoy vibrando bajo, muchas veces es porque estoy con demasiada atención en mí misma, y veo que si me preocupo por ver cómo está otro, mi energía cambia”

¿Cuál es tu método de empoderamiento?
Siendo lo más honesta posible conmigo misma (que no es fácil porque yo misma me pongo trabas o no me tomo el tiempo de escucharme) en cuanto a lo que realmente siento y quiero. Esto va para todos los aspectos de mi vida, tanto en el trabajo; compartir con otros realmente cómo entreno y la música que escucho y no dejarme llevar por lo que creo que a otros les gustaría hacer o escuchar. Esto vale también en cuanto a amistades y parejas: preguntarme qué cosas más valoro yo hoy día en un otro y qué quiero de una relación y comunicar eso lo más claramente posible. Vale también para mis hobbies y tiempo libre, ser sincera en cuanto a mis intereses, y no ir por lo que creo que me convendría o debería estar haciendo o estudiando, sino por lo que realmente me despierta interés.
Amarme, no engañarme ni sentir necesidad de mentirme, es lo que más me empodera.

¿De qué se trata tu método de entrenamiento FitFem?
Mi método de entrenamiento FitFem es un método con base de entrenamiento de fuerza para bailarines. El método desarrolla tanto la fuerza como la flexibilidad de los músculos. Busca distintos aspectos, como una columna fuerte y flexible, la apertura de cadera, rotaciones sobre las articulaciones, aumento del rango de movimiento general y específico, sensibilidad a los tiempos de la música, distintos apoyos y cambios de perspectiva durante el ejercicio, mayor conocimiento de la música y del propio cuerpo. En la segunda parte de la clase, variamos entre trabajos de cardio dance (que a pesar del nombre, no es baile sino patrones rítmicos de los pies a seguir), coreografía, meditación, expresión corporal y stretching.

¿Qué te devuelve tanto movimiento?
Darme cuenta a un nivel muy profundo que yo soy todo mi cuerpo. Es difícil de explicar, pero mucha gente cree que es lo que está entre medio de los templos de su cabeza y el resto de su cuerpo es algo que cuelga por debajo... o a veces escucho cómo hablamos de las emociones, como si fueran algo separado de nosotros. En el movimiento te das cuenta de que no tenés felicidad o tristeza o cualquier otra emoción, sino que sos eso, moviéndote. Me devuelve saber que todo lo que pasa en el cuerpo está pasando en la mente y todo lo que pasa por la mente está pasando en el cuerpo.

¿Qué es para vos vibrar alto?
Lo siento cuando estoy haciendo algo que me gusta, cuando mi atención está puesta en ayudar a otro… vibro alto cuando paso un rato largo sin estar con esa charla que tiene la cabeza. Vibro alto cuando estoy aprendiendo algo nuevo (en general o de mí) o cuando hago o veo o leo algo o alguien que me genera inspiración. Noto que vibro más alto y de forma más prolongada también cuando estoy comiendo bien —principalmente cuando estoy comiendo menos azúcar—, cuando estoy descansando lo suficiente y no me estoy criticando de más y cuando hago las cosas que me prometí hacer. Supongo que con todo esto vibrar alto para mí es un estado en que uno se siente con energía y con una mezcla difícil de poner en palabras, pero de pasión, agradecimiento y paz, tranquilidad a la vez... que todo lo que estás viviendo, o que tenés, es más que suficiente.

¿Cómo hacés para elevar tu energía o mantenerte vibrando alto?
Si estoy vibrando bajo, muchas veces es porque estoy con demasiada atención en mí misma, y veo que si me preocupo por ver cómo está otro, mi energía cambia. Bailar y meditar elevan mi energía, ya que son cosas que me gusta hacer. Estar en la naturaleza es para mí un vibrar más alto automático. Leer o ver algo que me inspira, preocuparme en dormir y comer bien y lo suficiente (y eso cambia todos los días) y comer menos azúcar. Digo lo del azúcar porque reducir eso es lo que más me devuelve un sentirme mucho mejor. Por ahí aumentar la cantidad de vegetales que como o tomar más agua también me da eso, pero bajar el azúcar me da una sensación de mejoría desproporcional.

CLAUDIA ESTANGA
Minibio
Clau es todo fluir, de esas personas que no te presentan ni un obstáculo. Se formó como Arteterapeuta y Astróloga y hoy es profesora de la Universidad de Buenos Aires (UBA) y lleva adelante Resonar Escuela de Arte y Astrología. Su misión es favorecer la expresión creativa y energética de las personas, desde su presente, su carta natal, su deseo y sus desafíos. Porque une dos elementos que nos encantan, la creatividad y la astrología, y pone sus conocimientos al servicio de la evolución de otros, es una de las elegidas para nuestro aniversario.
Seguila en @arteterapeutaastrologica

 “La energía se dispone, es el cielo siendo exacto, en movimiento perfecto, es el todo funcionando como orquesta divina sin ningún tipo de error ni intervención humana”, Claudia Estanga

¿Cómo unís astrología y arte?
Como arteterapeuta, acompaño desde hace años procesos creativos en grupos y en sesiones con un recorrido vincular: viajamos desde la propuesta que nos abre la carta natal hacia lenguajes expresivos y artísticos que nos ayudan a desentrañarla, a conocernos en profundidad y a establecer contacto con los niveles de energía que manejamos. Crear es ser y nombrar nuestro universo interno, crear con él, gestarlo en palabras, dibujos, esculturas, imágenes, darle forma a ese mundo precioso, supone un viaje potente que implica reconocernos, autoafirmarnos y también comunicar lo que traemos a nuestro ritmo y desde nuestra propia manera de crear. Así es como trabajamos en Resonar Escuela de Arte y Astrología, donde combino mi formación en astro, en arteterapia, en lenguajes y en docencia desde distintos talleres y propuestas durante el año y donde también me acompañan en diversas áreas otros profes y artistas.

¿De qué forma pueden ayudarnos estas prácticas en nuestra vida diaria?
De muchas formas. Lo que experimento en mis estudiantes y consultantes a lo largo de los años es que muchos me hablan de libertad, de calma, de encontrarse con sus maneras de sentir y crear de formas más genuinas, sin escuchar tanto esa voz interna que todos conocemos, esa que nos censura y observa, que no nos da lugar al error, que nos pide "hacerlo perfecto", esa que también nos enseñaron en el gran molde de corrección que es la escuela y toda institución de educación formal que tanto nos cuesta dejar atrás. Para llevar a cabo un proceso creativo hace falta coraje y hace falta trabajo, siempre les digo eso a mis grupos: ver lo que estás creando es muy fuerte y necesita tanta paciencia, proceso, amor que, entonces, ya con sólo contemplarlo, implicarnos en eso, leer mañana algo que escribimos hoy y sentir esa magia, ese "parece que lo escribió otro", ya nos eleva mucho en el nivel de contacto con nuestra fuerza de ser persona, desplegar nuestro gesto, nuestro trazo libre, estar presentes, estar despiertos.

¿Qué es para vos vibrar alto?
Cuando estoy en consulta con alguien que viene a descubrir su carta natal, siempre nos sorprendemos de lo perfecto que resulta ser todo el diseño que se expresa en las estrellas y en nosotros, todo lo que implica conectarnos con venir del cielo y encarnar acá en un cuerpo mamífero, vulnerable y que también busca amor y expresión para ser. Detrás de esa geometría del cielo, del mar, del cuerpo nuestro, en todo lo que vemos, en cada hojita de árbol, en las estaciones, en la proporción áurea que el arte también mueve, en los sonidos de la música, en los ciclos de la luna, en esa gran orquesta que afina por todos lados, yo me encuentro con Dios y no con el azar. Me encuentro con su fuerza creativa primera, la que Él moviliza y la que está detrás de la carta natal y de todo misterio. Eso es vibrar alto para mí. Siempre invito a mis estudiantes y consultantes a que puedan diferenciar a Dios de las religiones humanas, a pensarlo y sentirlo sin las imágenes religiosas que nos enseñaron, a deconstruir eso, a empezar a buscar en ese templo interno que todos llevamos dentro y que es donde Dios nos escucha sin mediaciones, sin rituales, donde la fuerza creativa se abre y donde vibrar alto es conectar con que fuimos creados, con cada astro, con cada fibra, con cada luz, para ser únicos, para ser nosotros.

¿Cómo hacés para elevar tu energía o mantenerte vibrando alto?
Insisto mucho en mis talleres y consultas en algo que me enseñaron entre otras cosas mis maestros de astro: la psicología es distinta a la energía. La energía se dispone, es el cielo siendo exacto, en movimiento perfecto, es el todo funcionando como orquesta divina sin ningún error ni intervención humana. Eso sucede a cada instante. Mientras mi psicología, hecha aquí en tierra, mi biografía, mi proceso al hacer identidad, mi familia, las huellas y dolores que hay en mi historia, si nací en un barrio con agua potable o si crecí en la pobreza, lo que me dijeron, cómo me lo dijeron, todo eso arma mi modo de leer, mi anteojo, mi esquema de percepción y mi manera de vivir el mundo, de intervenir en él. En mi trabajo justamente busco interpretar las coordenadas de este esquema que cada persona trae, con su particularidad y sensibilidad y busco brindar herramientas creativas y energéticas que puedan vibrarse desde ese idioma propio.

CECI DUCA
Minibio
Ceci es buena vibra por donde la mires, te das cuenta que sonríe hasta cuando te escribe por Whatsapp. El nacimiento de su hijo la llevó a cocinar inspirada en una alimentación más noble, con el recuerdo de la niñez de la comida casera y con mucho color. Sus recetas prometen ser tan rápidas y fáciles como los alimentos ultraprocesados, pero con todos los nutrientes que los alimentos frescos pueden aportarnos. Porque a través de sus manos alimenta de nutrientes, amor y buena energía, la elegimos para que nos nutra de todos sus conocimientos alimenticios.
Seguila en: @Como.come.leon

“La comida fresca y viva nos oxigena las células, nos aporta vida y nos sube la vibra”, Ceci Duca

¿Cómo definirías tu cocina?
Cocina simple, honesta, con ingredientes nobles y de estación. Pongo el foco en brindar propuestas de fácil preparación, que permitan reemplazar a los ultraprocesados (mal llamados comida). Mi cocina es cada vez más libre de prejuicios e intenta sembrar en cada persona que se acerca una semilla de confianza para que conecte con su propio poder.

¿Qué es cocinar intuitivamente?
Conectar con nuestro superpoder: la intuición, aplicada a la cocina. En ese transitar lleno de matices vamos descubriendo que sabemos mucho más de lo que creemos. Y que el secreto es adentrarnos en la cocina y ponernos manos a la obra. Preparar nuestros propios alimentos nos empodera, pero hay que animarse a dar el salto. Despegar de viejos paradigmas y conectar con nuestro cuerpo y su sentir. Cocinar intuitivamente es, para mí, una hermosa forma de meditación activa.

¿Cómo nos nutriremos de vos en tu visita a Mardel?
Como todo intercambio en la vida, creo que va a ser muy nutritivo tanto para ustedes como para mí, será un maravilloso espacio de co-creación, así que seguramente sea yo la que aprenda mucho en esa visita. También voy a compartir mi experiencia en este camino y, de paso, haremos algunas preparaciones deliciosas y simples a las que llamaremos “de alta vibra”.

¿Creés que la comida que ingerimos está relacionada con nuestra energía y cómo nos sentimos?
Totalmente, la comida fresca, viva, nos oxigena las células, nos aporta vida y nos sube la vibra. Y en el otro extremo, los ultraprocesados, comida de paquete o enlatada, con infinidad de conservantes y químicos, obligan a los órganos de nuestro cuerpo a realizar “trabajo extra” sin obtener nada a cambio. Lo que comemos impacta significativamente en nuestra energía y en nuestras emociones.

¿Qué es para vos vibrar alto?
Vivir en estado de gratitud. Haber perdonado. Transitar liviana.

¿Cómo hacés para elevar tu energía o mantenerte vibrando alto?
¡Qué linda pregunta! Son desafíos diarios pero, es verdad que también se trata de incorporar hábitos. A mí me sube la vibra la música, cocinar para amigos, meditar, aprender algo nuevo. Pero, sobre todo, mantenerme enfocada en el presente, saber que hoy estamos aquí, respirando y siendo la mejor versión de nosotras mismas hasta ahora. Que en este mismo instante no existe ninguna amenaza real, que cada minuto es vida para disfrutar y que las preocupaciones generalmente son asuntos de la mente que siempre intenta erróneamente predecir el futuro.

Comentarios

Enviá tu comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Ingresar

Para ver nuestras Revistas, debe ingresar su e-mail