Life Style
Life Style | Cultura

A todo ritmo

Iluminado, detrás de una cabina, es como pasa los días. Se define como un eterno curioso y, como un explorador andante, transita todas las músicas para traer algo fresco y hacerlo sonar cerquita del mar.

Alejado de Jeites, la banda que lo vio crecer y que compartía con su familia de sangre, Nicolás Varela se encuentra instalado al sur de la ciudad lejos del ruido y cerca del mar. “En Jeites tocaba el saxo, la percusión y luego sintetizadores. Pasó el tiempo, la banda fue creciendo y me dieron ganas de salir a vivirla sólo y no tanto en equipo”, cuenta Nicolás, aunque artísticamente lo conocen como “Amador Delfino”. Si bien en grupo todo parece más fácil, el precio de seguir a la banda de gira se volvía alto, “ahora estoy acá con mi familia, con mi hermana y mis sobrinas y la mayor parte de mis amigos, todo eso que no tenía”, añade.

Hombre orquesta
De chico tuvo la suerte de aprender a tocar piano, saxo, guitarra, un poco de todo. Su lema, a contracorriente, es abarcar mucho y apretar poco y con esa filosofía se mantiene en constante movimiento, aprendiendo y experimentando. Así fue como, cuando vivía en la ciudad de la furia al ritmo de Jeites, hasta incursionó en la universidad: “en un momento me metí en la carrera de producción de música en Buenos Aires”. Pero siguió aprendiendo de todo y todos, sin hacer diferencias entre lo académico y lo popular: “para mí, los DJ's que son músicos y entienden de música, son los mejores”. Su experiencia participando en una banda y su formación musical le dan un plus: “sé qué notas van para que queden bien y, a la hora de hacer un set, eso está buenísimo, porque podés mezclar mejor”, explica.

Don´t stop the music
Como Dj, deja que el público le hable y lo hace a su manera: “mirar qué quieren sin que te digan nada”, cuenta. Durante todo enero se lo escuchará sonar en Bruto, Playa Grande, y los jueves en Santa, donde se encarga de realizar también la producción artística. “En Bruto estoy fijo, paso música electrónica temprano y siempre trato de meter saxo, conga u otro instrumento. En Santa me encargo de la producción, de traer DJ’s y contactarme con los artistas”, añade. De su paso por Buenos Aires conserva un preciado souvenir: todos los contactos de las personas que conoció. Cada jueves suma invitados a la noche, con una intención renovadora: “traer artistas, que la gente los conozca, mostrar la sensibilidad de la música que no es el set del DJ”. Además, Nicolás hace hincapié en la importancia de cada persona que trabaja en la escena, sin descuidar la labor de los iluminadores, que le agregan su magia al show de turno. Así, defendiendo el arte y todos sus partícipes, prepara la agenda para todo lo bueno que le depara el 2019.

 “Necesito cambiar, la monotonía me ordena pero luego necesito un cambio”

 “Lo que me gusta es armar encuentros y que la gente quede con ese recuerdo”

PING PONG
Un lugar de tu ciudad: La Paloma.
Un artista que te inspire: mi hermano, Joaquín.
Un tema para relajarte: Oração, de A banda mais bonita da cidade.
Un DJ: French Kiwi Juice

CONTACTO
Nicolás Varela
Redes sociales: @amador_delfino

Comentarios

Enviá tu comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Ingresar

Para ver nuestras Revistas, debe ingresar su e-mail