Life Style
Life Style | Cultura

Canciones con vista al mar

Melodías dulces que, estés donde estés, te transportan a la playa. Si ya suenan en tus auriculares, sólo resta dejarte llevar…

Cuando uno desea algo con todas sus fuerzas, el universo lo concede. Cuando uno se anima, todos los caminos conducen a que ese deseo se transforme en realidad. Rusea es Cristian: un amante de la música, la playa y todo lo que sea conectarse con la naturaleza. Su nombre es el resultado de unir “ruso”, su apodo, y “sea”, porque el mar es su vitamina necesaria para fluir y componer. Es multitasker que siempre estuvo ligado al ritmo y, desde hace ya seis años, le puso su voz a las letras que generaba: “antes escribía canciones para otras bandas”, cuenta, mientras recuerda sus comienzos musicales, cuando también tocaba el piano. Desde que se animó a sacar la voz, todo comenzó a fluir. Su primer show fue el día de su cumpleaños (un 9 de junio) y, desde ese momento, ya lleva en su historial tres discos, un EP y se prepara para abrir el show de uno de sus músicos favoritos: Armandinho.

“Hace seis años no me imaginaba ni cantando y ahora hay treinta temas míos en Spotify”

Próxima estación: Esperanza
Cristian es un alma inquieta que tiene un propósito: vivir frente al mar. Mientras persigue ese sueño, viaja por el mundo y conoce gente con la que se fusiona para crear. De esos recorridos, cuenta: “estuve en California y se me ocurrió que tenía que filmar un video ahí”, mientras se remite a su tema “Verano”, una melodía pegadiza que te endulza los oídos y te saca una sonrisa. Hace poco estuvo por Costa Rica, donde, con la ayuda del músico y film maker Manuel Possi, filmó el video de su último tema, “Una casita frente al mar”, un sueño que todos deseamos y que él siente cada vez más real. Sus próximos destinos también incluyen naturaleza y mar, así que seguramente de esa inspiración surgirá algo lindo para escuchar.


Destino y casualidad
El 26 de abril abrirá el show de Armandinho, algo que hubiese sido impensado allá por el 2008, cuando el artista oriundo de Brasil desembarcó en nuestro país. De ese espectáculo, Rusea rememora una hermosa anécdota: “yo soy fanático de Armandinho desde hace mucho y la primera vez que vino y tocó en el Gran Rex, justo a la mañana estaba trabajando por ahí y pasé por la puerta del teatro cuando él entraba a hacer la prueba de sonido. Lo saludé y me invitó a pasar con él y me quedé escuchando todo el ensayo”. Aquel encuentro fue el primer paso a la apertura de ese sueño, ahora hecho realidad.

 “Sentí que encontré lo que tenía que hacer y ahora tengo que defenderlo”

PING PONG:
Una playa: Luna Roja.
Qué se escucha en tus auriculares: mucho reggae.
Una virtud: la tranquilidad.
Un defecto: la ansiedad.
Un lugar en el mundo: California.

Texto: Alejandra Bertolami

CONTACTO
RUSEA
Redes sociales: @ruseaoficial

Comentarios

Enviá tu comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Ingresar

Para ver nuestras Revistas, debe ingresar su e-mail