Moda
Moda | Diseñadores

Diseñando momentos inolvidables

Un look destacado para la ocasión perfecta necesita de la visión de una diseñadora audaz, que realiza trajes únicos y pensados para cada mujer. Entrá en su mundo para potenciar el tuyo.

El atelier y el store de Inés de Mendiguren son una invitación a disfrutar desde el minuto cero del evento que estés planificando. Ya sea que seas la novia en una boda, que asistas a un cumpleaños o quieras que tu hija esté perfecta para su fiesta de quince, aquí definitivamente te vas a sentir especial y vas a tener toda la atención para que que tu outfit sea más de lo que soñaste. Para ello, Inés cuenta con una gran experiencia, habiendo trabajado con reconocidos diseñadores como Ricky Sarkany y Benito Fernández, que le permitieron ya hace muchos años tomar vuelo propio con una identidad bien marcada, con propuestas innovadoras y confección de calidad.

Fuera de serie
“One of a kind”: así reza el concepto principal junto a la marca y rápidamente se entiende el porqué. “Nuestras piezas son únicas. Se hace un diseño y una estructura morfológica que va mutando cada vez que se corta, se sublima, se borda. Nunca vendemos un vestido repetido, la clienta se lleva una pieza única del lugar”. Su sello es inconfundible y se refleja en la materialización de prendas originales y exclusivas.

Adictas a sentirse bien
Las mujeres que se acercan a Inés de Mendiguren son, en sus propia palabras, “las que les gusta mucho el diseño. Son mujeres que se animan, que quieren ver algo distinto, que están cansadas de ver consecutivamente los mismos vestidos de 15, de novias, las mismas madrinas de siempre”. Desde que comenzó en 2008 con su atelier en la ciudad, está acostumbrada a interpretar la onda de quienes la eligen, utilizando su talento para potenciar rasgos y destacarse a donde quiera que vayan.
Los looks de fiesta son los más buscados, luego de la especialidad de la diseñadora que son las novias. Las fiestas de 15 volvieron a ser el festejo más esperado de las chicas, pero muy distintas a las de algunos años atrás. “Son fiestas supercancheras y las chicas quieren que se lea el nuevo concepto, entonces vienen a un diseñador joven”. También visten a cumpleañeras que quieren destacarse en su evento, chicas que se casan solo por civil, o quienes asisten a distintos tipos de eventos.“Eso sí, después se hacen adictas. Porque está buenísimo que te reconozcan en tu estética, en tu look, y después cada vez que tienen un evento vienen, ya no hace falta que sea especial”, cuenta la diseñadora.

Novias felices para siempre

Cada novia es especial y por ello también su vestido y su look deben serlo. Para eso, tres meses antes de la boda idealmente, Inés realiza una entrevista a fondo para entender bien su estilo, situarse en el contexto y charlar acerca de las expectativas y gustos. “A partir de ahí, comienza un trabajo de diseño personalizado muy pegado a la búsqueda de la novia. Juntas buscamos los géneros, los materiales, elegimos el makeup, el peinado, sus zapatos, armamos el ramo”, explica. El soporte de cada vestido es lo primero que se decide y sobre el que se trabaja para dar con un modelo distinto a todos. “Estamos usando géneros que tienen mucho detalle de bordado pero sobre esos trabajamos, los intervenimos. Trabajamos para que se lea distinto, ahí es donde se pone ese plus de la onda. Un encaje, con el lookeo que le damos, lo llevamos a que sea o más sweety o más vintage, más sexy o más glam. Muchas veces el mismo soporte va cambiando muchísimo”, explica Inés.

Total look
De principio a fin, el estilismo está completamente cuidado, y obviamente es único. Este asesoramiento 360° es fundamental para que se termine de entender la idea del diseñador. “Si es un look de campo que sea canchero y relajado, si es más formal que haga una novia más magnánima para entrar al altar y después el makeup. Si en esas cosas hay una disociación, es como que muchas veces que no se entiende el look”. Por eso, insiste en cuidar personalmente de cada detalle, lo que se nota en cada mujer que sale lista y divina de su atelier.

 

Instore
Las prendas que están en el perchero pueden ser modificadas a la medida del cuerpo de cada una sin costo adicional e, inclusive, realizarse un proceso de “diseño express” en el que la prenda seleccionada sea nuevamente confeccionada en otro color o con algún detalle distinto a pedido de la clienta. “Para mí lo más importante es que te llevás una pieza única”, asegura la diseñadora.

PING PONG
Un diseñador internacional: Marc Jacobs.
Una mujer con estilo: Anna Wintour.
Una tendencia: el maximalismo.
Un género: el jacquard.
Un vestido de novia: el de Carolyn Bessette Kennedy.

Comentarios

Enviá tu comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Ingresar

Para ver nuestras Revistas, debe ingresar su e-mail